La foto de portada es de un semanal que leía el otro día. Es curioso cómo nos movemos en algunas redes sociales mediante el mecanismo casi instantáneo de acción-reacción. Ya llevaba yo un tiempo pensando que el uso de las redes, según y cómo, no ayuda mucho a ciertas cosas como la Atención Consciente. Eso que se dice en Mindfulness de que en lugar de reaccionar, seas capaz de dar una respuesta con amabilidad  – mira aquí para más información –  me parece que no va mucho con el titular y muchos twitters que circulan por ahí… Sobre todo cuando surge un tema de interés general!.

Sin despreciar por supuesto la utilidad social de las redes -no todas son iguales- y el beneficio que nos aportan -depende de cómo las utilices- hoy me gustaría hacer mi modesta aportación sobre su uso y el de los dispositivos en general: el móvil, el ordenador, esa tablet…

He visto claramente que es un tema que ocupa y preocupa a nivel social: a los padres y educadores, a las empresas y su rendimiento laboral, a personas que ya trabajan en una ética del diseño con el fin de mejorar la calidad de respuesta para el cliente… ¡Un tema de gran repercusión!. Así que hablaremos más en otro post.

De momento, te paso la pregunta: ¿Cómo utilizas tú cada día tus dispositivos y las redes?.

  • ¿Eres consciente de tu respiración  antes de mandar un tuit o escribir un correo en el trabajo?
  • ¿Piensas dos veces antes de enviarlo en la/s persona/s que lo van a recibir?
  • ¿Controlas todas tus publicaciones en las redes?

Si has respondido No a algunas de estas dos preguntas, o al menos te hace dudar, quizá estaría bien incorporar tu atención en ese momento: la conciencia de la atención frente a la distracción.

Comprobemos con el uso del móvil:

  • ¿Te entra una especie de ansiedad cuando no encuentras tu teléfono?
  • ¿Echas mano de él en cualquier momento, o en cuanto lo oyes sonar o vibrar?
  • ¿Lo tienes normalmente a tu alcance?

Si has respondido Sí a alguna de estas preguntas, tienes –al menos en parte- cierta adicción a tu dispositivo móvil. Y no eres la única persona en el mundo, ni de cerca: la gente en nuestra cultura comprueba el teléfono más de 150 veces al día, y los adolescentes entre 14 y 17 años envían un texto cada seis minutos. (Yo diría que cada medio).

Por supuesto que el móvil es muy útil. Nos da seguridad, nos mantiene en contacto con los demás, y nos ayudan a estar organizad@s  en nuestro día a día.

Sin embargo, también tiene desventajas: distanciarnos de aprender y escuchar, ponernos en peligro al estar con la atención puesta en otra parte, desconectarnos de la relación directa de unos con otros, y distraernos de nuestras responsabilidades. De hecho, nos puede alejar de nuestras prioridades y de nuestras relaciones más importantes.

Si soy alguien que se distrae fácilmente (a mí me pasa), y sé que voy a tener problema con la falta de voluntad cuando oiga sonar mi móvil… tendré que ser algo creativ@ para poner los límites y evitar sentir que la tecnología me domina.

La buena noticia es que -como todo- y si te das cuenta de ello- es una cuestión de elección.

No sólo se trata de estar conectado o de tener que desconectar, sino de que cuando estemos conectados, equilibremos nuestro tiempo y nuestra atención. 

?

?

 

Larry Rosen, Psicólogo investigador en lo que él llama “La Psicología de la Tecnología” (The Psychology of Technology) sugiere una fórmula fácil para combatir el poder de nuestros dispositivos sobre nosotr@s: en inglés es ABC:

  • A: Awareness. Conciencia de lo que te distrae A TI.
  • B: Breath. Respiración: Cálmate y resetea a menudo.
  • C: Choices. Elección: Elige lo que es bueno para ti.

En castellano sería CRE, y yo diría que CREAS en que es posible un equilibrio entre tu tecnología y tú. ¡Ahora puedes actuar!.

El primer paso es conocerte a ti mism@: conocer lo que te distrae y lo que te ayuda a resetear. Cuando tienes una comprensión clara de lo que roba tu atención, podrás encontrar una práctica que funcione para ti con el fin de reducir esas distracciones.

Cultivando los MAC o Momentos de Atención Consciente –aquí tienes varios recursos para escuchar– puedes llegar a decidir cuándo y cómo te distraes. Si respiras en ese momento, le estarás dando a tu mente también un “respiro”.  Ella entenderá que ahí puedes introducir una elección hecha por ti, en lugar de por ese binomio inmediato de estímulo-respuesta o acción-reacción.

Los momentos Mindful o de atención consciente en nuestra vida no deberían ser sólo durante las meditaciones o momentos especiales de “aparcar” todo lo que estamos haciendo.

La práctica informal consiste en cultivar más momentos conscientes a lo largo del día.

20151206_094415

¿Cómo ha reaccionado tu cuerpo al ver esta imagen?

Como alternativa, aquí tienes algunas ideas para estar más pendiente de la vida y menos de la tecnología, en tu día a día:

  • DISEÑA MOMENTOS LIBRES DE DISPOSITIVOS, donde te olvides de ellos y vivas plenamente:
  • Ve a caminar cada día sin tú móvil.
  • Deshazte del móvil en algún momento los fines de semana, haciendo un esfuerzo consciente de tomarte un descanso tecnológico.
  • Silencia tu móvil en una franja de tiempo determinada durante el día, 2 horas por ejemplo.
  • Silencia tus notificaciones, de manera que las veas cuando tú lo elijas y no cuando llegan y te interrumpen.
  • CREA EN CASA UNA “ZONA LIBRE”:
  • Designa “por decreto-ley” una o dos áreas de tu casa donde los dispositivos no estén permitidos, y sé fiel a tus normas.

Una vez que te acostumbras, verás cómo son los lugares que más disfrutas. Esas zonas pueden ser tu dormitorio, la habitación de los niños o la cocina.

20151206_100843

 

En mi cocina sólo entramos nosotros…¡ y la comida!. Tenemos en la nevera una especie de scrabble y vamos jugando a crear nuevas palabras, nuevas frases, nuevas ideas…

 

Cuando empieces a incorporar más descansos tecnológicos en tu vida, tu instinto de coger el teléfono para cualquier cosa disminuirá, y confiarás más en tu intuición que en la tecnología.

¿Quieres probar?. Ahora que se acercan las fechas navideñas, es el momento de encontrar el equilibrio! 😉

Por supuesto, te invito a aportar tus propios comentarios sobre cómo utilizas tú las redes, tu móvil, etc. o la opinión que tienes sobre su uso. Los comentarios siempre enriquecen a tod@s.

¡Feliz y consciente uso!.

 

Copyright Pilar de Anta 2015, creadora de Luz Aiyanna, Terapeuta de TNE y facilitadora de Mindfulness con Respira Vida Breathworks.